Los Jaguares contra el Invasor Misterioso

Director: Juan Manuel Herrera

Año: 1975

Nacionalidad: México-Colombia

portada

¿Ven esos hombres lagartos de la portada? Pues ya os podéis ir olvidando de ellos porque no salen en toda la película. Una vez mermadas las perspectivas que uno pudiera tener ante semejante obra de arte pulp, pasamos a presentar lo último que pasamos en sesión. “Los Jaguares contra el Invasor Misterioso” es en realidad la segunda de las partes de un intento de saga de luchadores colombianos iniciadas con “Karla contra los Jaguares”.  Esta segunda parte la dirigirá Juan Manuel Herrera, como la primera, otro más de esos mercenarios del cine centro y suramericano cuya producción abunda entre los 60 y 80 tocando todos los géneros populares en cada momento, teniendo desde clones de James Bond hasta westers.

En este caso el actor “famoso” que resultaría para reclamo para del gran público sería el luchador conocido como “El Jaguar de Colombia”, el cual tuvo cierto éxito en su momento y que antes de ésta ya se enfundó incluso la máscara de “El Santo” en algunas películas rodadas en Colombia. Para esta ocasión formaría pareja con otros dos actores-luchadores, que según el propio Jaguar de Colombia se llamaban “El León Pardo” y Edwin Mottato, y de los que servidor no sabe mucho más. Como nota curiosa decir que la película hace uso de algún que otro tema de Black Sabbath, tal como lo leen, suponemos que sin pedir derechos de ningún tipo a la banda de Ozzy.

Una vez metidos en faena, una voz en off nos pone en situación. Hace años un meteorito cayó en algún lugar de Sudamérica. Pese a tener conocimiento de ello, parece que las autoridades pasaron tres kilos del asunto y aquello se olvidó. Pero lo que nadie sabía era que el meteoro era en realidad una nave alienígena tripulada por “inteligentísimos” seres cuyos planes pasaban apoderarse de la economía de la Tierra, algo así como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional pero a lo cósmico. ¿Y quiénes son esta raza de superinteligentes seres? Aquí tienen una prueba de tan avanzada especie:

web - masilla

Hay lo tienen, como si de una cariátide del cine Z se tratase. Destila sapiencia por todos sus poros, sin duda. Pues además son expertos en artes marciales, la perfecta máquina de matar vamos. Estos tipos están controlados por un líder, claro, al cual no veremos la cara hasta el final del metraje, apareciendo siempre de espaldas al estilo del Doctor Gang, aunque en lugar de gato éste tiene como mascotas dos enanos con pelucones rubios que siempre ponen cara de entre asustados y desconcertados.

web - akuma

Los malos alienígenas están también ayudados por un grupo de seres humanos, científicos claro, como mandaban los cánones de la época, aún tardaría en llegar la moda de colar militares por todos lados y las pelis de Roland Emmerich. Entre estos humanos destacan un francés y un ruso, como si de un chiste casposo se tratase, cuyos increíblemente sobreactuados acentos provocaron la continua carcajada de los (pocos) asistentes a la proyección. Uno de ellos, el ruso, tiene una hija que trabaja en la base de los malos con él, Érica, la cual está enamorada de uno de los agentes secretos del grupo criminal, Arturo.

Tras un par de escenas en las que presenciamos las letales, a la vez que tremendamente patéticas habilidades marciales de los masillas de turno, entramos en materia y nos enteramos que la organización criminal necesita un elemento llamado Acido 130. ¿Para qué? Bueno, he aquí el malévolo plan: resulta que éste elemento es esencial para la elaboración de diamantes con los cuales, atención ahora, los extraterrestres pretenderán saturar el mercado para que, en palabras del jefe de los malos: “los humanos pierdan la afición por este elemento”.

La concha de la Lola ……. ¿A quién en su sano juicio se le ocurriría semejante memez? Con lo sencillo que resulta el siempre simple pero eficiente “QUIERO DOMINAR EL MUNDO” de toda la vida. Sin explicaciones. Quiero dominar el mundo porque soy muy malo. ¿Pero lo de los diamantes? Pero si eso sería hasta deseable. Para empezar yo ni he visto ni veré un diamante de cerca en mi vida, como la mayoría de los terrestres, por lo que a los que les joderían son a los muchimillonarios, a los cuales odio porque tienen mucho dinero y yo no. Soy un puñetero envidioso, sí. Por otro lado acabaría con las guerras y la situación de semiesclavitud de muchas partes de África por la preciada piedra. Vamos que como excusa para que el malo nos caiga mal falla, simpatizando más con éste que con los supuestos héroes del film.

web - sevillanas

Y hablando de los héroes, los Jaguares. Es hora de presentarlos, de modo que lo mejor es ver cómo éstos se tiran desde un avión en paracaídas y caen durante cerca de cuatro laaaaaaaaaaaargos  y tediosos minutos seguidos de metraje, que dicho así parece poco, pero os aseguro que cuatro minutos viendo como desde las alturas caen unos tipos en paracaídas sin que ocurra ABSOLUTAMENTE NADA puede llagar a desesperar a más de uno. Y lo peor es que durante todo el rato vemos como salta un grupo de seis o siete, luego son cuatro los paracaidistas que caen, pero luego los jaguares son tres. No importa. Éstos se presentan ante la oficina del jefe de policía, que les explica la situación: varios diamantes están entrando al mercado de no se sabe dónde, y los Jaguares deberán dar con la pista que indique su procedencia.

web - paqueton

Entre tanto, Arturo y Érica intentarán colocar un nuevo cargamento de diamantes (¿no iban a por el Ácido 130?), se pelearán con su proveedor no me queda claro porqué y desde la base el que hace de ruso les dice que se pasen por un garito llamado “El Molino Rojo”, donde entrarán en contacto con una tal Margarita, el contacto, que identificarán con la clave: ¿gusta un cigarro africano? (sin rima …..).

Una vez en El Molino Rojo asistiremos la tan habitual y tediosa escena en este tipo de films cuando entran en un sitio de este tipo, la actuación de alguna cantante local (que según he leído por ahí se llamaba Mariluz), que sólo conocían en su barrio y que a buen seguro se encontraba de promoción. Total, que tras tragarnos entera la actuación, el contacto aparecerá. Arturo gustará del cigarro africano y harán el intercambio con los diamantes, lo que provoca una pelea con unos tipos que tampoco me queda muy claros quienes eran pero que perseguían a Arturo y su chica.

Se lía parda y comienzan los mamporros, momento que aprovechan nuestros antagonistas para huir y que el director aprovecha también para que los Jaguares hagan acto de aparición en sus motos ante la atónita mirada de los transeúntes que pasaban por la calle en esos momentos, y que a buen seguro ni sabían que se está rodando una película, y se líen a guantazos con los malosos y algún que otro cliente despistado ya de paso. Lo increíble es que cuando lo Jaguares aparecen en su moto suena una sirena avisando de su llegada, aunque no vemos que las motos lleven ninguna, así que debemos suponer que el sonido de la sirena lo realiza uno de los propios Jaguares. Si es que sirven para todo …

web - born to be

Volvemos al cuartel general. El tipo que hace de ruso se disculpa por el retraso de Arturo, que no ha traído el Ácido aún, pero justifica el dinero adquirido con los diamantes porque ya les estaban haciendo falta para comprar …… COSAS. Así, tó misterioso el tío. Ya saben, papel higiénico, lavavajillas, macarrones y demás. Ya mandarán a Arturo al Mercadonaen su siguiente misión para cuando llegue.

web - cosas

Pero la visita al supermercado será cuando la pareja llegue, de momento un grupo de gente que seguimos sin saber exactamente quienes son se lían a tiros con ellos cuando estaban a punto de coger (robar) un bote, lo que provoca la llegada de la policía, que también se lían a tiros con los primeros. Lo delirante de la escena es que esta gente parecen ajenos del daño que puedan hacer las balas, ya que nadie parece cubrirse de los disparos, se plantan ahí delante y se lían a disparar, y lo peor es que ¡¡ni así aciertan!!

Arturo y Érica escapan mientras son perseguidos en bote por la policía, a los que despistan al más puro estilo Hanna Barbera, girando en una esquina en un río mientras los primeros pasan de largo. Puro cartoon sesentero. Ya tranquilos, quedan con la base en que a las seis de la mañana pasará a recogerlos un helicóptero, decidiendo la joven pareja pasar la noche en un refugio a la luz de la supuesta luna, porque el solazo típico del atardecer es más que evidente. Finalmente serán recogidos por un helicóptero como quedó establecido, a las 6 de la mañana, con un solazo aún más intenso si cabe que en la escena anterior, no importa.

web - solazo helicop

Por su parte, los jaguares, dos de ellos, andan tras la pista del enclave de los malos, se montan en un helicóptero y nos amenazan de nuevo con tirarse en paracaídas, con lo que estos momentos resultan los más tensos del metraje ante la posibilidad de tener que volver a presenciar las mismas tediosas escenas que al principio. Al final el director se apiada de nosotros, los jaguares llegan a tierra tras unos escasos segundos y se ponen en marcha, sorteando obstáculos tan insalvables como un increíble escarpado de por lo menos un metro y medio de altura, algo simple para el común de los mortales pero toda una hazaña heroica para los taponcetes como el que suscribe. Afortunadamente los jaguares podrán hacer uso de un par de cuerdas dispuestas por quién sabe con las que podrán sortear el insondable terraplén e infiltrarse en la base.

web - paracaidas

La acción se precipita, los jaguares avanzan mediante vergonzantes escenas de lucha, mientras que el malo por fin se levanta de su asiento y nos muestra su temible rostro, el cual pueden presenciar a continuación:

Sin título

Sí, es una careta de mono, lo que nos lleva a pensar que lo más probable es que el director ya usase la misma máscara en algún otro de sus films y lo reutilizase de nuevo en este para no tener que pasar por el tremendo esfuerzo de desplazarse a la tienda de disfraces más cercana a comprar una nueva, que en Colombia hace tela de calor (supongo, no sé). Por otro lado, los secuaces del malo, el padre de Érica, ella misma y Arturo abandonarán el barco y huirán de la base, no sin antes caer muerto el padre de la propia Érica en una escena en la que el despropósito y la desgana ya ni se ocultan, dejando que aparezca un miembro del equipo técnico en escena que se oculta cuando se da cuenta de que sale en plano y aquí no pasa nada.

web - plano

Los jaguares por su parte llegan a donde el malo-mono-extraterrestre, se enfrentan al mismo en un patético combate donde los jaguares demuestran una vez más su ineptitud para enfrentarse al mal, dejando que el malo-mono-extraterrestre coja a los enanos de la mano y desaparezcan (literalmente) no tenemos idea de hacia dónde. Vamos, que la peli acaba y el malo se ha escapado. Los buenos ganan, más o menos, Arturo y Érica se escapan y una voz en off nos anuncia al final de todo que “este no es el fin, pronto seguirán más aventuras de ….. ¡LOS JAGUARES!”. Bueno eso dice la voz al final, pero ya os comunico que si os habéis quedado con ganas, y hasta donde yo sé, esta es la última que se rodó de tan geniales superhéroes colombianos, los cuales haría un pedazo de crossover con El Hombre Puma. Por cierto que si alguno se anima, la peli la colgó el propio Jaguar de Colombia en su canal de Youtube recientemente.

web - bizarro

 

Anuncios

Acerca de tetsuo_oli

Ermitaño y uraño personajillo que disfruta buscando, encontrando e indagando sobre basurilla variada.

Publicado el mayo 31, 2014 en Visto en Sesión. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: