El Increíble Profesor Zovek

Director: René Cardona

Año: 1971 

Nacionalidad: México web - cartel

El cine mexicano ha dado grandes personajes, héroes, muchos de ellos enmascarados, cuyo fin será la lucha constante contra las diversas fuerzas del mal encarnadas en las más variopintas y desconcertantes manifestaciones. A diferencia de los superhéroes enmascarados americanos, éstos lo son a tiempo completo, no tienen una identidad secreta con la que llevar una vida paralela a la que recurrir tras un duro combate, sino que tanto la faceta privada como la  pública se encuentran mezcladas, lo que produce estampas tan chocantes como ver al Santo y a Blue Demon tomando el té de la tarde de forma apacible en un jardín acompañados de sus novias. El Profesor Zovek fue uno de ellos, con la diferencia de que éste no se ponía máscara. Sólo llegó a rodar dos películas, pero señores, que películas, pasen y lean  ….

web - sonrie zoveki

El profesor Zovek es uno de los personajes más fascinantes y desconcertantes del fantaterror chicano. Su historia da para tanto, que desde aquí me limitaré a hacer sólo un breve resumen para ponernos en situación, sobre todo para los que no son mexicanos, donde sí es de sobra conocido. Francisco Javier Chapa del Bosque, que así se llamaba en realidad, fue un tipo que en el México de los 60 alcanzó cierta relevancia como gurú místico, creándose un personaje en donde realidad y ficción se mezclaban y en cuyo pasado él mismo afirmaba haber pasado por el Tibet para ser introducido en las artes místicas y marciales tibetanas por maestros y lamas variados, adoptando de paso un control tal de la mente que le llevaría incluso a leer las mentes ajenas o predecir el futuro. Llegó a formar incluso un grupo en torno a su persona denominado “Vuelos sin Escalas”, cuyos integrantes serían conocidos como “Combatekas”, denominación molona donde las haya y de las de fliparse sólo.

Tras alcanzar bastante fama el mundo del cine le abrió las puertas, protagonizando las dos películas antes comentadas. La segunda de ellas, “Blue Demon y Zovek contra la invasión de los muertos”, no llegaría a finalizarla debido a la muerte en trágico accidente de Zovek, siendo terminadas con escenas añadidas de Blue Demon y montadas posteriormente, dando como resultado un delirio sin sentido similar al de Bela Lugosi en “Plan 9 del Espacio Exterior”, con la que incluso tiene muchas similitudes argumentales. El asunto es que tras su muerte surgieron diversas teorías conspiranoias (o no) entorno a la posibilidad de su asesinato (por miembros del ejército, grupos opuestos, etc…) debido a los rumores que señalaban su participación anterior en el entrenamiento del grupo paramilitar “Halcones”, protagonistas de la Matanza del Jueves Corpus en 1971. Como veis, la cosa tiene merva, así que si os pica la curiosidad, podéis echar un vistazo al interesante estudio que llevó a cabo el Sr. Ausente en su imprescindible blog aquí.

web - calefactor

Pero a lo que vamos, la peli que aquí proyectamos en la última (y poco concurrida) sesión fue la primera de las que llegaría a protagonizar, “El Increíble Profesor Zovek”, dirigida por el primero de la saga de los Cardona, René Cardona, lo que asegura una peli de mierdicalidad de las que tanto nos gustan. Ya los títulos de crédito nos muestra el pasado de nuestro héroe, con imágenes de budas por todos lados haciendo referencia a su pasado. Ya metidos en faena vemos a Zovek presenciar un accidente de un avión junto a él. Con rapidez nos dirigimos a la comisaría y nos encontramos al comisario discutiendo con Zovek sobre el suceso y los muertos acontecidos: “26 tripulantes” repite hasta la saciedad Zovek refiriéndose al número de víctimas. Entonces conocemos que lo que le escama a nuestro Houdini  mexicano, y  es que en realidad no fueron 26, sino 25 las víctimas, lo que él sabe porque es éste el número de víctimas que presenció con su mente. Y no acaba ahí la cosa, el propio Zovek relata como ya llevaba tiempo siguiendo, atención, por telepatía………  las investigaciones de tres de los científicos muertos en la catástrofe, un astrónomo especialista en cálculo infinitesimal, otro famoso por conseguir duplicar la potencia de los motores de energía nuclear, y el profesor Druso, científico asirio (por lo que debía ser, supongo, inmortal) premiado con el Nobel de Física.

web - 26

No acaba aquí el prólogo, sino que la indigestión de información se infla con el hecho de que los tres se encontraban trabajando en el laboratorio del profesor Tindal, descubridor del desplazamiento del centro magnético de la Tierra que murió también hace unas horas y que entre todos se encontraban investigando sobre una fórmula para control de la mente humana ….. bueno, hasta aquí podría pasar por un cómic de Jack Kirby .

Para descubrir quién subió realmente en el avión, Zovek  se trae a la azafata que acomodó a los pasajeros en ese mismo vuelo, pero claro, no recuerda quién subió, debiendo Zovek de hipnotizarla para que recuerde quiénes iban montados, descubriendo que Tindal no se encontraba entre los pasajeros.

Zovek asiste al funeral por las víctimas, al que no ha venido ni Dios aparte del propio Zovek y los secuaces del villano, lo que sabemos irremediablemente porque uno de ellos lleva parche en el ojo, mostrando con ello su maldad a los espectadores. Conocemos de paso a los dos asistentes de Zovek, una rubia que no me acurdo como se llama, y Chalo, el necesario respiro cómico (más o menos …) de toda producción popular mexicana, interpretado aquí por el conocido como Tin Tan, actor y cómico muy famoso en su tierra y que me acabo de enterar que en la vida real era el hermano de Don Ramón del “Chavo del Ocho”, te cagas con la carambola ….. Va por ti Don Ramón:

En fin que Zobek se pone a criticar a los malos en pleno entierro, que además están a metro escaso de nuestros héroes, lo que no parece perturbar a nuestro mentalista favorito, que decide que sus dos compañeros se marchen a vigilar a los esbirros a ver donde van, en lugar de ir él mismo, que para eso es el héroe. El sigilo no es lo más destacado de nuestros protagonistas, lo que de nuevo demuestran Chalo y la rubia persiguiendo al coche de los malos como si no quedara más carretera.

Finalmente llegarán a una especie de refugio subterráneo donde nuestros héroes serán raptados tras que contemplemos algunos monstruos del lugar, entre los que sobresale una especie de ogro negro con dientes saltones que ya sabemos que hará las veces de final boss de la peli. Chalo y la rubia son llevados ante la presencia del malo, que al final era el propio Druso, uno de los científicos, que más que de asirio tiene una pinta de empresario rancio del PP que tira de espaldas (y sí, ya sabemos que los del PSOE también son unos cabrones, no se me enfaden ….). Druso amenaza a Chalo y a la rubia, debiendo confesar que es Zovek quién los manda. Druso necesita entonces a Zovek, ya que según él mismo, “la mente de Zovek es un centro magnético

web - pP

Mientras nuestros sufridos secundarios se cagan de miedo en la hacienda del malo, Zovek por su parte se encuentra de fiesta dando uno de sus espectáculos en una especie de salón de espectáculos, donde vemos una de sus actuaciones con su séquito habitual, en donde se encuentran varias chicas en bikini con capuchas de verdugo que sólo están ahí para que Zovek se dé el lote con ellas antes del espectáculo. Y no me invento nada, es eso mismo lo que hace, darles un morreo y al lío, no hacen nada más.

web - piropos

Entre tanto la secretaria del comisario, que está ayudando a Zovek con la investigación (en lugar del propio comisario, aquí sólo curran los ayudantes, como en la vida real) llega a casa de nuestro ilusionista, que en ese momento se encuentra tomada por los secuaces del malo. “¿Quién es?”,  pregunta uno. “No sé, parece una mujer” responde otro de ellos; y es que estos tipos están entrenados para descubrir tu sexo por la manera de llamar al timbre. Ni los de SHIELD llegan a tanto. A ella la capturan, claro, no esperábamos menos.

Zovek llega, y tras dar unas palmaditas de aprobación a su coche aparcado como si fuese un perrito (aún no entiendo la secuencia…) y como no ha llamado al timbre para delatarse, consigue liarse a tortas con los malos. Finalmente estos atraparán a Zovek con el recurrente dardo que te duerme.

web - hitler

Zovek es llevado a presencia de Druso, con el que se enfrasca en una absurda dialéctica a ver quién dice más paridas en menos tiempo; para muestra aquí tienen una parte de lo absurdo de la verborrea pseudocientífica que se gastan:

                Druso: (refiriéndose a los tres científicos muertos y a él mismo) … habíamos logrado acerca del desplazamiento del centro magnético de la Tierra interrumpir la discontinuación de la estructura de la energía radial de la materia.

                Druso (de nuevo): Nunca supo el Físico Shannon el bien que le hizo a Druso con su aportación a la cibernética calculando que un mensaje telepático trasmitido a mil  kilómetros de distancia únicamente necesita una centésima de millonésima de watio. Lo cual quiere decir que yo necesito una parte del cerebro equivalente a esa cantidad.

                Zovek: No le servirá de nada Druso, porque usted como científico sabrá que es  necesario tener una influencia sobre las facultades psíquicas del individuo que va a actuar como transmisor y sobre las del sujeto que va a actuar como receptor. Y también como científico, debería saber, que es necesario conocer la longitud de las ondas telepáticas que van a ser enviadas.

¿Cibernética y control mental? Igualito que cualquier programa de “Cuarto Milenio”. Druso le enseña a Zovek su colección de monstruos, fruto de los fallos y experimentaciones de su control mental, que según él mismo, ha creado casos extremos de elefantiasis, gigantismo y enanismo voraz (literal): el ogro negro que ya citamos, un mutante fusionado con el barrote de su prisión, gente fea por todos lados y una piara de enanos caníbales de afilada dentadura.

web - ogro vs enanos

Zovec es atado a lo “Metal Gear”, pero este acabará librándose con su poder físico y mental, llegando justo en el momento para rescatar a la secretaria y a Chalo (la otra chica ya calló en las manos de Druso que traspasó su cerebro a un cadáver). Ahora la cosa es cuando se lía, Zovek entra en furia asesina gritando como un descosido a cada guantazo que reparte, mientras, los monstruos son liberados, entre los que se encuentran los terribles enanos caníbales, que acaban devorando al mismo Druso, ¡QUÉ IRONÍA!

web - dalai

Llegamos al combate final, en donde, antes de escapar, Zovek deberá enfrentarse al ogro negro a muerte en épica lucha (o eso se pretendía, y nosotros lo apreciamos), saliendo vencedor nuestro escapista favorito que nos pronuncia antes de los créditos su conocido (en aquellos entonces) discurso, grandes palabras , que duda cabe:

                “El ser que nace, ha de morir irremediablemente, pero eso no le da derecho a hacer el                 mal que no lo conduce al fin de ningún camino. El mal deja atrás oscuridad y desolación. No construye, destruye; el bien por el contrario da fe, da luz, da esperanza.”

web - beso de zovek

Anuncios

Acerca de tetsuo_oli

Ermitaño y uraño personajillo que disfruta buscando, encontrando e indagando sobre basurilla variada.

Publicado el febrero 2, 2014 en Visto en Sesión. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Desde luego, la historia de Zobek tiene mandanga de la buena. Ya me imagino a Íker Jiménez dedicándole un programaco de los buenos, de los de subir audiencia a límites estratosféricos xD

    Y de verdad, a mí, como estudiante de ciencias que soy, la charla pseudocientífica del “menistro” del PP me pareció soberbia. Y los enanos caníbales. Debería haber enanos caníbales en más pelis xDDDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: