Rock-exploitations de terror de los 80

No sé si el término “rock-exploitation” existe o no, pero si no es así lo reivindico desde ya. Los años 80 estuvieron caracterizados, entre otros, por dos aspectos en lo que a música y cine se refiere. En música el rock/heavy llegó a las clases medias y se convirtió en mainstream, especialmente en su vertiente más desenfadada y ruidosa. Por otro lado en el cine el género de terror (pelis de miedo que se decían antes) consiguió unos índices de popularidad como nunca antes había conocido, apareciendo chorrocientas mil películas del género de diverso tipo aprovechando el nuevo mercado del video doméstico, muchas de ellas además en su vertiente de comedia de terror, que en estos años es cuando terminó por despegar del todo. La chavalería consumía pelis de monstruos y slashers a mansalva a la vez que escuchaba lo último de los Dokken, WASP, Twisted Sisters, Ratt, y un larguísimo etcétera. Entonces los productores tuvieron la genial idea. La ecuación era sencilla, si las pelis de terror arrasan en el cine y en los videoclubs y además los chavales se pirran por cada grupo nuevo que sale con pretensiones de malotes y el pelo lo suficientemente cardado, la solución es mezclar ambos y el éxito está asegurado.

web - jessie copia

Así, y aunque ya tenemos varias muestras en la década anterior, los años 80 vivieron el momento en el que quizás más pelis de terror asociadas a la temática rock/heavy salieron al mercado. Y no me estoy refiriendo a que grupos de renombre o todavía empezando participasen en la banda sonora de la película en cuestión, en cuyo caso la lista sería interminable (“Demons”, “Los inmortales”, “Jóvenes Ocultos”, etc.), sino que un grupo de música o tema rockero tuviese especial relevancia o protagonismo en la trama de la peli de turno. Y son estas las que vamos a repasar, todas ellas dentro la temática del terror, comedia de terror o con algún monstruo de por medio, obviando por ello otras más tirando a la ciencia ficción ( “Vicious Lips” por ejemplo) o de géneros que no tengan nada que ver, como la propia “Spinal Tap”.

Gira Sangrienta (“Terror on Tour”, 1980)

GIRA SANGRIENTA 00

“Gira Sangrienta” estrena la década en lo que a mezcla de terror y rock se refiere. Dirige Don Edmonds, el que ya dirigiera anteriormente la peli de culto (por motivos variados) “Ilsa la loba de las SS”. En esta ocasión Don está mucho más comedido, y las escenas sangrientas o similares brillan por su ausencia. Tenemos un grupo de rock a lo Kiss pero en plan medio satánicos en cuyos espectáculos se dedican a escenificar muertes y mutilaciones, además de amenazar al público con matarlos. Estos músicos son muy malotes, fuman porros y se drogan, beben y se emborrachan y además fornican como descosíos, aunque en realidad en escena nunca presenciemos prácticamente nada de los dos primeros actos. Es más, cuando aparezcan sin el traje de faena aparecerán vistiendo en su día a día con chalecos de lana con camisa interior.

El caso es que alguien disfrazado de miembro de la banda se dedica a asesinar de forma aleatoria groupies que van pasando por ahí, sin que sepamos hasta el final de la peli quién es el asesino, es decir, que estamos ante un slasher de los que ya comenzaban a florecer por aquel entonces por todos sitios.  El único aliciente que pudiera tener la peli, que son las muertes, son pocas y tampoco excesivamente generosas en hemoglobina. Una pena, más teniendo en cuenta de quién viene.

Concierto de Sangre (“Rocktober Blood”, 1984)

Rocktober-Blood-Front

De argumento similar a “Gira Sangrienta”, tenemos un típico slasher en donde un tipo se dedica a ir asesinando secundarios bajo el trasfondo de un grupo de rock conocido como los Clowns Rock. Y poco más, una muy olvidable producción, bastante lenta, en donde sólo destaca, aparte de la música, los primeros minutos de la peli y el final, que no deja de ser un miniconcierto. Eso sí, la muerte de la plancha bastante original y dolorosa.

La Puerta (“The Gate”, 1984)

the-gate-vhs

Muy buena peli con un jovencísimo Stephen Dorff en la que éste junto a su vecino heavy liberan las fuerzas del mal en un agujero en el patio de su casa con la ayuda de un disco de heavy metal del vecino que dice cómo hacerlo. La peli es una mezcla entre cine de terror y aventuras al estilo “Goonies”, resultando todo bastante disfrutable, aunque eso sí, no esperes cantidades ingentes de sangre ni nada por estilo. El éxito de la peli le daría a su director (Tibor Banks, que haría alguna otra cosa interesante en la época) para una muy inferior secuela un par de años después, ya sin Stephen Dorff pero con el mismo actor que hacía de vecino, que en realidad era el que nos molaba a todos por ir con esa pinta de frikaso en lugar del mucho más anodino Dorff.

Hard Rock Zombies  (1985)

193542~Hard-Rock-Zombies-Posters

Puf …. A ver, mira que esta peli tenía material para explotar, comenzando por el propio cartel, una joya ochentera de esas que tras verla en cualquier estantería te dientes obligado a alquilarla. Pero no fue así. Tenemos una banda de rock (que no sabemos cómo se llama) que va a tocar en un extraño pueblo, en el cual a nadie le gusta este tipo de música (¿para qué los llaman entonces?)  Tras ser encarcelados por el sheriff local y puestos en libertad, acabarán tocando en la mansión de unos extraños tipos. Y cuando digo extraños me refiero a que la audiencia está compuesta por enanos nazis, un hombre lobo, personajes con rollo sado-malsanos, una especie de monstruo/viejo deforme e incluso un remedo del mismísimo Hitler. Los más alucinante del asunto es que el grupo se pone a tocar como si no pasase nada, claro, no es de extrañar con con semejante audiencia todos acaben asesinados, ¿qué se esperaban?

En fin, que una de las chicas del pueblo que se había enamorado del cantante los resucitará, volviendo a la vida en forma de zombis para tomar venganza. La sensación de ridículo llegará a su climax cuando veamos a los ¿actores? caminar zombificados haciendo, no sé, como que bailan caminando. En fin, semejante engendro está dirigido por un tal Krishna Shah, indio que se fue a Norteamérica para acabar perpetrando esta joya. Y es que el problema es que pese a lo que pueda parecer el producto final terminó siendo una mierda infumable, en donde el ritmo no puede ser más lento y donde apenas veremos unas gotas de sangre por la pantalla, y tratándose de una peli de zombis eso es algo imperdonable. A continuación enlazo el tráiler de la peli, que me ha encantado, mucho mejor que la peli en sí de lejos:

Estela de sangre (“Blood Tracks”, 1985)

BloodTracks

Joder, que tensión da la carátula ¿no?, aquí se respira gore por todos lados, con esas letras sangrantes, genial. Nuestro gozo en un pozo, otro soberano coñazo slasher de la época que además entra en la lista casi por casualidad. De hecho aunque aparece una banda de heavy, apenas tiene protagonismo, apareciendo al principio durante los primeros 30 minutos del film cuando deciden trasladarse a una cabaña en una montaña helada para grabar su último videoclip. Claro, con los decibelios y demás provocan un alud, dejándolos atrapados, a lo que se une que molestan a una familia que se dedicará a dar caza a los protas y sus grupies al más puro estilo “Las colinas tienen ojos” de Wes Craven. Muy olvidable y tremendamente lenta, muertes aburridas, y el tema de rock y tal sólo hace acto de presencia al principio de la peli. No dura mucho, 1 hora y 20 minutos, aunque a mí se me hizo eternísima, me costó una barbaridad acabar de verla sin quedarme frito en el sofá ….

Muerte a 33 rpm (“Trick or Treat”, 1986)

12807880

Como apunto arriba, el título original era “Trick or Treat”, ya que la peli se desarrollaría en su tramo final en Halloween, aunque como la cosa iba de heavies y ya sabemos cómo se las gastaban en España con los títulos en aquel entonces, pues ponemos otro algo más explícito para no confundir al personal …. Por otro lado el título original ni traducido tendría tampoco mucho gancho en una España en los años 80 cuando Halloween no era ni de coña festejado como se ha puesto de moda desde hace unos años. Eso sí, lo que no tiene perdón es la infumable carátula que nos colaron aquí, menudo cagarro.

A lo que vamos, tenemos a un típico nerd de los 80 que es continuamente vilipendiado y burlado por sus compañeros de clase (clásicos “quarterbacks”) por ser heavy y fan de un tipo llamado Sammy Curr, el cual muere al poco de comenzar la peli, pasando el prota de la peli por un momento similar al de millares de quinceañeras y quinceañeros cuando murió Kurt Cobain. El caso es que al chaval le es legado el último disco de Sammy, sin publicar aún y que está en manos del disc jockey local. Aquí ya tenemos que poner algo de nuestra parte para creernos que un tipo que se muestra como una superestrella mediática le cede el último disco en primicia a un pinchadiscos del pueblo de tu abuela para estrenar su último trallazo a nivel mundial, pero en fin, son los 80, todo era posible …..  Finalmente este disco acabará siendo el vehículo para invocar al rockero (escuchando el disco al revés, como mandan los cánones de rock satánico) que comenzará a matar a todo el que se cruce por medio. En resumen, una muy buena película y entretenida película del género. Como curiosidad Blackie Lawless se quedó sin el papel de villano al no aceptar que ninguna de las canciones de su grupo apareciera en el film. Los que sí salen en sendos cameos son Gene Simons y un Ozzy en un muy divertido papel.

 

Dreamaniac (1986)

21896758

Esta ya la comenté en otro artículo anterior, así que como soy muy perro os mando allí si queréis saber de qué va esta soberana mierda en lugar de hablar dos veces de semejante truño:

https://casadegloriaexploitation.wordpress.com/category/cine/

Slumber Party Massacre 2 (1987)

9kbVSIPP6060q950s1y2cjW4SP8

Dirigida por Deborah Brock, nos encontramos con la segunda parte de la saga del asesino del taladro que en este caso poco tendrá que ver con la primera de las entregas. Courtney, hermana de una de las protas de la primera parte y superviviente del suceso ha crecido y ha montado su propia banda de rock. Además de eso sufre pesadillas recurrentes sobre el asesino del taladro. Ella y sus amigas deciden irse a pasar el fin de semana a casa de una de ellas (los padres no están), a las que se unen tres amigos. Allí las pesadillas de Courtney se hacen realidad y el asesino aparece en forma de rockero pasado de rosca que mata a los presentes con, atención, ¡¡una guitarra eléctrica cuyo mástil es un taladro gigante!!. Joder, premio para una de las armas más originales que recuerdo, no sé a qué esperan para implementarla en el siguiente Dead Rising. En fin, peli bastante entretenida, cantidades muy aceptables de sangre en pantalla, asesino soltando chascarrillos referenciales las pocas veces que habrá la boca, alguna teta suelta y final con sorpresa, no se la pierdan.

Al filo del Infierno (“Rock ´n´Roll Nightmare”, 1987)

13925138

Clasicazo del cine de terror zetoso de los 80. Dirige John Fasano, quién también dirigirá “Black Roses”, más adelante comentada. Pero más interesante que el director es la presencia eclipsante de Thor (Jon Mikl Thor), un auténtico showman canadiense fundador de su propia banda de heavy metal (Thor) que igual te compone un tema de heavy que se pone a romper una de esas bolsas de agua caliente para el frío con la fuerza de sus poderosos pulmones antes de tocar el tema en los conciertos, y es que nuestro amigo Thor es además aficionado al culturismo, lo que explota continuamente en sus apariciones. En los 80 le dio por dirigir y guionizar un par de films. Ya antes actuó en la soporífera “Zombie Nightmare” (con una debutante Tia Carrere, que vaya comienzos ….), aunque su “salto a la fama” le llegaría con ésta, que el mismo se encargaría de guionizar.

Un grupo de música, los Tritonz, se van a una casa de campo alejados del mundanal ruido a terminar de grabar su último disco con sus novias. Ya, sus novias, en fin ….. La cosa comienza a torcerse con una fuerza maligna que habita el lugar que se dedicará a ir matando a los componentes y las chicas hasta le épica batalla final, cuando Thor se descubre como lo que verdaderamente es (no diré más) y luchará con el mismísimo Satanás (no, Thor no es Dios, si es eso lo que estáis pensando, Thor es sin duda más poderoso…). Esta escena ha pasado a la historia como una de las más cutres rodadas, y no es `para menos, la imagen de Thor disfrazado en lo que parece un travesti en el día del orgullo gay luchando con muñecos de goma a los que intenta dar vida moviéndolos él mismo mientras lucha con ellos es digno de visión. MUY RECOMENDABLE (si os gustan las mierdas muy mierdosas, claro…). A continuación la escena final de la peli:

Black Roses (1988)

BLACK-ROSES

Pedazo de carátula oigan. Un año después de Al filo del Infierno (“Rock ´n´Roll Nightmare”), John Fassano volvería con la misma temática pero con un presupuesto algo más holgado (aunque sin la presencia de “Thor”, lo que lamentamos enormemente). La historia va sobre un grupo de rock/heavy que llega a un pueblo de mala muerte a ofrecer un concierto ante el desconcierto (que bonito me ha quedado esto …) y las protestas de asociaciones moralistas varias, profesores y madres de bien. A los chavales les encanta esta música y acabarán poseídos por estos himnos metaleros que los conducirán a una orgía de violencia matando a profesores y censores que pasen por su lado, descubriéndose finalmente lo que ya todos nos imaginamos desde que comienza la peli (SPOILER!!!!!!!!!) …….. que el líder de los Black Roses es en realidad un demonio, (como los Lordi pero de verdad). En fin, una peli bastante entretenida con muy buena música, efectos de la época que ya uno se espera, sangre no exagerada pero aceptable, y algún cameo, como el de Carmine Appice.

Hard Rock Nightmare (1988)

HARDROCK-NIGHTMARE-AUSTRALIAN

Una muy desconocida cinta de terror sobre un grupo de rock y sus novias que de nuevo se van a una cabaña en medio del bosque para ensayar antes de salir de gira, vamos, casi como la de “Al filo del Infierno”. Aquí sin embargo cambiamos la presencia demoníaca por un Hombre Lobo que se dedique a ir matando poco a poco a los prescindibles miembros de la banda como si de una variante de un slasher se tratase. Bastante aburridilla y muy falta de medios.

La ciudad de los muertos hambrientos (“Chopper Chicks in Zombietown”, 1989)

CHOPPER-CHICKS-IN-ZOMBIETOWN-TROMA

Distribuida por la Troma, que buscaba un trozo del pastel, esta es la única peli que consta de este director en imdb (Dan Hoskins), y lo cierto es que pese a no ser una gran peli, al menos resulta entretenida. De nuevo mezclamos el tema de los zombis y el rock, esta vez bajo una banda de moteras que se dedican a ir de un lado para otro por los desiertos estadounidenses tan típicos de pueblo en pueblo y liándola parda, que son muy chungas ellas. En fin, que dan a parar en un pequeño pueblecito en medio de ningún sitio en donde tendrán que enfrentarse a un ejército de zombis resucitados por un científico local que los usaba para excavar en una mina para obtener no me acuerdo qué tontería. La cosa se descontrola y ya sabemos cómo sigue. Ah, sí, las moteras tendrán el apoyo de una asociación de niños ciegos que las ayudan, ejem ……

 Scream Dream (1989)

imagesCA1U4TFT

Terminamos la década con otro subproducto que pretendía aprovechar el tirón cuando ya en el 89 la sombra del grunge comenzaba a vislumbrarse, siendo por tanto una peli que pretendía aprovechar el tirón comercial de una moda que ya estaba tocando fondo. Tenemos a Michelle, cantante de una banda de rock que en sus ratos libres se dedica a jugar con la brujería y a sacrificar a sus fans. Con estas aficiones no es extraño que el manager del grupo decida despedirla (¿despedirla?, pero llama a la policía, melón ….). En fin, que su puesto es ocupado por otra cantante, Jamie, interpretada por Melissa Moore, famosa playmate y scream queen de la época que aparecerá en decenas de subproductos a lo largo de la siguiente década. Michelle será asesinada más adelante, de forma que acabará poseyendo (en forma demoníaca)  el cuerpo de Jamie para dar rienda suelta a su clásica venganza y extender el mal y esas mierdas. En fin, peli muy mala para acabar la década y complicada de encontrar a día de hoy.

Y hasta aquí hemos llegado, con los años 90 el tema de mezclar heavy y terror comenzó a perder presencia, así como el propio género de terror, que fue decayendo en popularidad y descrédito de forma acentuada, siendo un tipo de cine cada vez más reservado a los aficionados al tema y más alejado de las grandes pantallas. Ello no quita para que siguieran apareciendo otras pelis que mezclasen estos temas, la propia “El día de la Bestia” tiene bastante de esto. Ya entrados en los 2000 el género del terror se fue recuperando poco a poco con la (cansina) moda zombie, apareciendo además productos fuera del mercado occidental muy notables y que recomiendo encarecidamente, como es el caso de la genial frikada nipona “Wild Zero”.

Anuncios

Acerca de tetsuo_oli

Ermitaño y uraño personajillo que disfruta buscando, encontrando e indagando sobre basurilla variada.

Publicado el julio 9, 2013 en Cine. Añade a favoritos el enlace permanente. 7 comentarios.

  1. Por lo que pones, parece que al género del “rock-exploitation” (término que haré todo lo posible por difundir) podría habérsele sacado más chicha. Pero aún así, es un exponente de lo molones que eran los 80, cuando podías ver una peli de zombis con W.A.S.P. de banda sonora sin que te mirasen como un bicho raro xD

  2. No sólo de banda sonora, en “El Amo del Calabozo” Lawless hace un cameo interpretando al demonio disfrazado de cantante de rock. Aunque ésta no la incluyo porque son minihistorias de fantasía con una trama común, no de terror, que son las que reseño, luego el contexto rockero se aprovechó también para otros géneros que no trato aquí, como la ciencia ficción o la comedia por supuesto, pero ese ya es otro tema ….

  3. Hard Rock zombies es un peliculon , donde coño encuentras tanta estupidez junta , con tanta ida de cabeza y que resulte entretenida?

  4. Personalmente lo que no me gustó de Hard Rock Zombie es lo lenta que me pareció y la falta de gore en conjunto, pero vamos, que hay que verla sólo por lo estúpida que es está claro ….

  5. Gracias por tu artículo. Debido a esto he encontrado una película que me recomendó una amiga hace muchos años pero no conocía el nombre. Saludos.

  6. Gracias a ti por leernos! y que disfrutes la peli!

  1. Pingback: Metal extremo + Zombies + Caspa = “Death Metal Zombies” | casadegloriaexploitation

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: