El terror salta del agua: Sand sharks (2012)

No es desconocido para la mayoría de los mortales el cine de terror, las películas donde lo desconocido y monstruos que no pueden sino ser meras invenciones de una mente retorcida esperan más allá de nuestra vista o el resto de nuestros sentidos, alcanzados de manera magistral con la obra maestra del cine Jaws (Tiburón en España), donde Steven Spielberg (con 27 años el jodío) y John Williams unieron el arte del cine y la música para dar lugar a una serie de escenas de terror, acompañadas de una de las canciones más famosas y terroríficas de todos los tiempos. Después del éxito cosechado, surgieron otras tres películas de la que podemos destacar la segunda. La tercera es una historia paralela que nada tiene que ver con nuestro querido agente Brody (con alucinantes efectos 3-D para la época) y la cuarta… un remedo estúpido de recuperar la historia y cerrarla de una vez. Tiburón abrió la veda de un nuevo tipo de cine poco comercial hasta aquel entonces: el terror animal. Ha habido gran cantidad de películas que han aprovechado el tirón: Anaconda (con sus correspondientes secuelas), Temblores (animales como tal no son… pero admitiremos gusanos malvados), Serpientes a bordo (con un gran Samuel L. Jackson en su versión aérea), Mimic (trilogía comenzada por Guillermo del Toro, y que no debió seguir más allá de la primera. Al menos él se retiró.)… por nombrar algunas de las más conocidas. Luego, como es normal, comenzaron a generarse los engendros de la naturaleza modificados genéticamente, como Sharkman, La Criatura, Pirañaconda y un largo etcétera. Dentro de estas películas, las cuales he denominado como animalexploitation, nos encontramos un sencillo “homenaje” a Jaws I y II con la película que nos concierne, Sand Sharks, para entendernos, Tiburones de Arena.

Sand_Sharks-105064642-large

La pregunta es en este caso, obligada. ¿Por qué esta película? ¿Por qué no otra, en la que haya lucha de animales gargantuescos que luchen entre ellos cuales frikis granudos por el primer ejemplar impreso de Spider-man? ¿Por qué, por la madre de MegaPiraña, ésta? Pues por mera curiosidad biológica. La verdad, me llamaba la atención el hecho de ver cómo trataban la respiración branquial de los tiburones fuera del agua, en la arena, más concretamente. No hubo ninguna influencia más allá de lo que se puede leer, aparte del frikismo característico que conllevan estas películas.

skull-skeletor

Pero entremos en materia. El género animalexploitation puede resumirse de un modo muy sencillo: el ser humano incordia de manera increíblemente importante a la naturaleza, lo que normalmente propicia la aparición de animales mutantes hambrientos de carne humana, insaciables y de proporciones totalmente bíblicas. Casi siempre hay científicos por medio que tienen ideas más o menos disparatadas, autoridades que no se creen nada hasta que es demasiado tarde y, como no puede ser menos, toneles a rebosar de sangre que soltar en cualquier momento. Al final, un épico y sorprendente final donde todo siempre sale a salir de boca… o no. En esta peli tenemos a actores de la talla de Corin Nemec (Parker Lewis nunca pierde), Edgar Allan Poe IV (que el nombre mola cantidubi) y a la estelar Brooke Hogan! Sí, la hija del más grande de los grandes, el Increíble Hulk Hogan.

brooke_hogan___hulk_hogan___jpg

La película comienza con una alegre escena playera, donde un par de motoristas van por las dunas corriendo cuales chicos malotes que intentan fardar de su poderío a las dos ruedas. Carne de cañón, ya que se caen de un modo tan lamentable que son presa del primer ataque de los tiburones. De las motos, ni rastro; los raterillos del pueblo estarán con ellas por ahí fardando. En esto, aparece Jimmy, el hijo triunfador del alcalde cuyo atuendo de vestir recuerda más al de un mafioso de poca monta que al de un empresario. Y el hijo pródigo vuelve a casa para rescatar al pueblo de la bancarrota con una grandísima idea que ¡jamás a nadie se le ha ocurrido! Un festival veraniego hipermegaultrasupermaravilloso para universitarios. Como es normal, la idea saldrá adelante (¡Parker Lewis nunca pierde!). Pero volvamos a la trama. En un pueblo tan pequeñito, y pa que no se diga, la policía la componen dos hermanos, John y Brenda Stone, donde ella es la inteligente y él, con toda la cara de Samsagaz que tiene, es el sheriff escéptico. Brenda no se fía de la versión  de su hermano sobre el incidente (Un accidente de moto, dice. Ahí, con un par… la playa llena de sangre, no hay cuerpo y es un accidente de moto. Ole tú.), y llama un experto en tiburones, el doctor Powers. Su puesto lo ocupa la doctora Powers, que resulta ser su ¿hija? ¿Hermana? ¿Familiar? Bueno, mientras la doctora Powers se encamina al pueblecito abandonado, más adolescentes mueren de un modo especialmente lamentable. Ya es lamentable ser castigado a ser enterrado en la arena para que luego te coma un tiburón de arena. Doblemente lamentable.

Ajeno a todo, Jimmy organiza su pedazo de cacho de fiesta con sus asistentes, un negro con sombrero (tiene estilo, derrocha negritud), la abogada prepotente (representa a los inversores, siempre tan malvados) y la becaria listilla dispuesta a hacer todo lo posible por su jefe.

imagen sombrero

Jimmy y sus asistentes al fin llegan a la playa para ver en primera mano dónde celebrar la mega fiesta, cuando se cruzan “accidentalmente” con los hermanos Stone y la consiguiente situación incómoda. Cabe destacar que Brenda y Jimmy fueron pareja, y él… bueno, no se portó muy bien que digamos. Dejarla con un gato… es lamentable. No los dos millones de deudas, no. ¡El gato! En medio de la discusión, otros dos universitarios mueren por ataques de tiburón. La situación ya se vuelve insostenible, se celebra un pleno popular en el que se masca la tragedia, la gente está revolucionada y hay hasta una negra gorda a punto de hacer ese gesto desaprobatorio de la cabeza. Sí, ése que estás pensando. Pero antes de que la señora levante la mano y chasquee los dedos, aparece nuestro salvador, el veterano pescador Angus; es tan veterano que lleva un sombrero azul, una camisa vieja y hasta se ríe de lado. En ello, la doctora Sandy Powers entabla un comienzo de friendzone con el sheriff John; o eso o le va la merva a los dos.

 imagen abuelo

A la mañana siguiente descubren otro ataque de tiburón, tras el cual encuentran un diente a analizar. Ahí, parecen comenzar a vislumbrar que es un fósil viviente, es decir, un tiburón de arena prehistórico. Todo se interrumpe cuando Jimmy presenta un tiburón de mentira alegando que es el verdadero, pero la copia es demasiado mala como para engañar a un experto en tiburones. ¡Capitán Obvio al ataque! El olor delata que el pececito lleva muerto una semana. Si es que… hay que ser lerdo. Esa misma noche, se produce un cortocircuito en la isla. Vaya mala pata, justo en este pueblo pasa de todo. Menos mal que está Jimmy, el alcalde, John, Sandy y todo el equipo de luces de la fiesta. Aquí huele a muerto. ¿Y quién muere? Pues el que haga la tontería más gorda, ¡el alcalde! Que se pone a saltar en la arena y gritar, y un técnico de luz que, con su musiquita bien alta, está ajeno a todo y sólo piensa en conectar cables. Al menos, se lleva al tiburón con él. Todo acabado, la fiesta puede seguir adelante y además en honor de difunto alcalde, es un plan perfecto. Show must go on! (ingenuos…)

Sandy hace un descubrimiento terrible, el tiburón muerto es una cría. Su especie ha evolucionado en la arena y nada por ella como si fuera agua, sus escamas son perfectas para nadar en la arena, sin necesidad del agua para sobrevivir. Y hay más problemas, hay una madre cabreada buscando a su bebé desaparecido. Sandy y John intentan convencer a Jimmy de que suspenda el festival, pero es imposible parar toda esa maquinaria (recordemos que ¡Parker Lewis nunca pierde!). Es por ello que el Sandman Festival sigue adelante. Los ayudantes de Jimmy se vanaglorian de su enorme e impactante éxito, reflejado en todas las personas que van al festival preparado. ¡Personas que no serán más de cincuenta! Desde luego… el presupuesto para los extras se vio duramente cortado en esta escena, porque mira que los pobres que saltan y gritan para parecer más, pero nada. El festival comienza, con una música bastante… mala, en fin, y todos los universitarios comienzan a mover sus carnes tiernecillas e inocentes, ajenos a la intensa vigilancia del sheriff John, Brenda y Sandy. Jimmy se aleja de la fiesta, como buen anfitrión conocedor de que hay tiburones de arena. En ello, la abogada se le acerca y… bueno, le adelanta que va a demostrarle por qué la llaman la “devorahombres”, pero él la rechaza diligentemente con un “muérdeme”. Es entonces cuando aparece uno de los chascarrillos (realmente tiene tres) de la película. Me centro en transcribirlo: ¿Sabes por qué siempre estarás a la sombra de alguien, Jimmy? Simplemente no tienes cabeza para los negocios. ¡Zaca! Un tiburón se la come y le deja sólo la cabeza. Lamentable. Luego, la becaria listilla y el negro con sombrero (que resulta ser un relaciones públicas) descubren la cabeza de la abogada, y mientras Jimmy está histérico perdío, la becaria trepa deja inconsciente al negro y se lo da de comer a uno de los tiburones que aparece allí diligentemente. Para limpiar el estropicio, vamos. Pero volvamos a la microfiesta.

imagen playa

Entre cuerpos sudorosos y música barata, así como adolescentes cachondos que ansían ver partes íntimas femeninas (peor excusa para mervear no he visto) los tiburones de arena comienzan un ataque en masa contra los universitarios fiesteros. Hay carreras por la arena, gritos, sangre, más carreras, un gordo que inexplicablemente no muere, y una desobediencia a la autoridad digno de las peores manifestaciones. Nadie hace ni caso a la poli, y quien se pasa de la raya, muerte por tiburón. Las imágenes a cámara lenta son sobrecogedoras, o eso intentan. En medio de todo este desbarajuste, Brenda rescata a Jimmy de los tiburones de arena a costa de su propia vida. Es una muerte heroica, la verdad, pero la actitud de Jimmy es simplemente estúpida. Ni en shock ni leches. Acaban de comerse las piernas de tu ex novia, ¿le dices que la quieres y que se va a poner bien? Perdona que te diga, maestro, pero suena a que eres un poco pellizcacristales. En ello, John y Sandy se han quedado atrapados en unas rocas, desde las cuales y mediante la radio de John dan instrucciones para salvar a la mayor cantidad de gente de la playa. Digamos que Jimmy tiene poco poder de convocatoria, y tiene que llegar Angus para sacar a todos del embrollo, armado con un Kalashnikov modificado para matar tiburones de arena. Logran salvar a la mayoría de la gente, y emprenden la huida a la comisaría. Y nos encontraremos allí con una escena que deja pocas dudas de las intenciones de Jimmy.

imagen omá

Después de una breve charla entre Sandy, Jimmy, John y Angus, deciden cazar a todos los tiburones cristalizando la arena de una ensenada, para ello los atraerán con sangre falsa y nada más y nada menos que La Valquiria, de Wagner (casi habría esperado ver aparecer al Sr. Burns a lomos de un carro de combate). Todo muy realista, claro. Para cristalizar la arena, utilizarán un supercombustible que tiene Jimmy. Bien, el modo de quemar el combustible no lo sabemos, pero parece que nuestro maravilloso Angus sí que lo sabe. Como es normal, el plan sale bien hasta que, por casualidades de la vida, un tiburón rompe un cable (otra vez). Jimmy decide, en este caso, dejar de ser un auténtico idiota y hacer algo útil, sacrificarse por la causa y atraer a los tiburones a la trampa. Cuando muere, Angus saca un lanzallamas (sí, un lanzallamas) y acaba con todos los tiburones cristalizando la arena. Ante los sorprendidos Sandy y John, confiesa que lo ha hecho él mismo, pero que las piezas las compró por eBay. Espera espera espera… ¿me estás diciendo que un pescador de un pueblucho americano se ha construido un lanzallamas casero con piezas compradas por eBay? Vale. Lo admito. Esto me ha superado. Chascarrillo número dos.

trollmaníaco

Pero no acaba ahí. Angus celebra demasiado pronto la victoria, ya que la mamá de todos los tiburones está furiosa (normal, han matado a todos sus hijos), y clamará venganza. Realmente no clama nada, parece tener hambre porque se intenta comer todo lo que pilla por el camino, empezando por Angus. El final de la mamá se puede decir que es de película palomitera (previsible, vamos), muerde la bombona del lanzallamas y explota en pedacitos, los cuales son arrojados vilmente (sí, sí, arrojados. Parece que algún compañero de reparto les tenía una guardada porque se intuye ensañamiento) a la cara de John y Sandy, junto con la sangre que quedaba y un chorizo de Cantimpalo. Porque esas tripas son un chorizo, a mí no me engañan. La película acaba con una escena final en la que vemos a la ex becaria saliendo de una caravana (de verdad pretende hacernos creer que no se ha coscao de nada de lo ocurrido??) robándole la clientela al difunto Jimmy, y organizando fiestas en la playa en su nombre. La película acaba con el tercer y último chascarrillo, que procedo a transcribir aquí: las fiestas en la playa con como para morirse. ¡Zasca! Aparece el desobediente de los tiburones de arena, que no hacía caso a su mamá y salía a comer cuando le daba la gana. Y se zampa a la becaria. Fin.

Realmente, se puede resumir en que, aprovechando el tirón de la saga Tiburón, intentaron hacer un remedo de las dos primeras (las referencias no son nada sutiles, ni las escenas ni las muertes) con unos monstruos inventados cuyo aspecto recuerda al de una galleta oreo con forma de barracuda punk. Dejan muchas preguntas sin resolver, como la capacidad de respiración de los tiburones fuera del agua, si hay una mamá dónde narices está papá, y si, finalmente, Sandy y John se casan, teniendo éste como suegro al inigualable Hulk Hogan.

Anuncios

Acerca de dontaruman

El contemplador que contempla la vida contemplativa

Publicado el marzo 13, 2013 en Visto en Sesión. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: