Cinderella 2000: Cuando la amalgama de géneros llegó a la sexploitation

A finales de los 50 e inicios de los 60 el gobierno estadounidense empezó a abrir la mano y comenzó a legalizar y permitir la aparición de desnudos y escenas de sexo gratuito en la películas. Ello derivará por una parte en el desarrollo en los 70 del cine porno como tal, mientras que a lo largo de los 60 aparecerá un nuevo tipo de pelis en donde, con un argumento ridículo, presupuesto ínfimo y actores amateurs se aprovecharán del ansia del americano medio por ver tetas a cascoporro, lo que se conoce de forma genérica como nudies, pelis de tetas y guarreridas varias para que nos entendamos. Hacía ya tiempo que quería comentar alguna, y aunque hay muchas que podrían pasar por aquí al final me decidí a comentar esta “Cinderella 2000”

Lo cierto es que la gran cantidad de estas pelis, hoy en día, han perdido su principal razón de ser. Es un hecho que hoy en día el porno no se vive igual que antes. Internet ha traído muchas cosas, y entre ellas la facilidad de acceso a este material. Ya no queda nada de aquella nerviosa sensación al pasar por un cubo de la basura y encontrar una revista porno de desconocida, misteriosa e ignota procedencia tirada de cualquier manera, la cual irá rulando entre los colegas de la plazoleta convirtiéndose en objeto de deseo y conservación. Era como tener un anillo único, te corrompe y lo deseas. Estoy seguro de que Tolkien sacó la idea del anillo como metáfora de las revistas guarronas que guardaba de niño bajo la cama. Hoy en día los chavales de 12 o 13 me imagino que siguen viendo porno, claro, como cualquier chaval de esa edad de cualquier generación, pero con las facilidades de acceso de hoy no puede ser lo mismo. Y es precisamente esta falta de carnaza lo que hizo aparecer una gran cantidad de pelis de este tipo en cines de mala muerte en EE.UU.

Lo más curioso de estas nudies es cómo parodiaron y tomaron como referencia otros géneros para desnaturalizarlos y convertirlos en una excusa como otra cualquiera para ver tías en bolas. Entre todos estos géneros hubo dos sobre los que incidirían en numerosas ocasiones sobre todo ya entrados en los 70, la parodia erótica del cine de terror, tomando sobre todo los clásicos de la Universal, y la ciencia ficción más pulp, todo envuelto en un horterísimo envoltorio setentero, en donde no faltaban las actrices negras con su pelo a lo afro por supuesto. Como nota curiosa, un director tan prestigioso hoy día como es Francis Ford Coppola empezará dirigiendo un par de pelis de este tipo en 1962, “Tonight for sure” y “The Bellboy and the Playgirls”.

Cinderella 2000 es un compendio de géneros, como entenderéis cuando sigáis leyendo. En  realidad es bastante tardía, de 1977, cuando ya el género estaba en su última etapa en EE.UU. (y que España retomaríamos ahora con nuestro patrio “cine de destape”). Dirige Al Adamson, director que ya venía rodando desde mediados de los 60, pasando por varios géneros de serie B de la época, desde el terror gótico estilo Hammer de “Drácula Vs Frankenstein” al blaxploitation de “Black Samurai” (mucho antes del “Afro Samurai” de S. L. Jackson) con el negro afro de “Operación Dragón” de prota,

Con tanto despelote, simulación de folleteo y aspecto barato como de teatro, Cinderella 2000 es como un espectáculo de La Fura dels Baus pero sin ser pretencioso y en divertido. Toma como referencia en primer lugar los cuentos de niños típicos (Cinderella es como se le llama en inglés a Cenicienta, por si alguien no lo sabía aún). No fue la primera desde luego, ya hubo otras anteriores que hicieron lo mismo, de la misma década “Las eróticas aventuras de Pinocho” es de 1971. Por otro lado, claro, es Cinderella 2000, así que como adivinaréis, traslada el cuento clásico a la ciencia ficción más absurda, pero no al 2000, si no al año 2047 para ser más exactos. ¿Eso es todo?. Pues no, Al Adamson pretendía llevar mucho más allá la mezcla de géneros, así que allá vamos

web - jodete

 

La cosa ya promete bastante desde el inicio, con unos créditos de inicio con aire a disco de los 70 que tira de espaldas, canción cantada incluida, con estrellitas, brillantina y colores rosa fuxia (¿se escribe así?) atacando severamente a nuestras retinas. Terminados los créditos entramos en materia, y nunca mejor dicho, porque desde la primera escena el director se asegurará de atrapar al espectador pajero medio de los 70 ansioso de peludos desnudos con una pareja chingando en un escenario sin ningún tipo de escenografía en el fondo mientras un tipo con cara de profesor de gimnasia de primaria (con bigotaso, como tiene que ser, que estamos en los 70 ….) nos informa de diversas estadísticas relacionados con delitos cometidos desde una pantalla de televisor.

El tipo en cuestión es quién dirige el tinglado desde el Control Central, y por eso se llama …… el Controlador claro, que tontería. Como decía, este tipo nos informa de los diversos crímenes y sus estadísticas, hasta que llega al peor crimen de todos, la “fornicación” (así lo llaman ellos) sin permiso, la cual ha sobrepasado holgadamente el 90% en cuanto a su incumplimiento. Menudos guarros todos. Por si se os ha pasado, dije que este tipo cuenta todo esto desde una pantalla de televisor, mientras que una pareja se lo monta por detrás …. ¿o se la monta por detrás? ….. jaja, chiste fácil, …. vale perdón, no volverá a pasar ….. Finalmente aparece un grupo represor en la habitación con un robot de voz extremadamente estridente e hiperactivo que se dedica a hacer cumplir la ley a la voz de “Fornication without sanction” de forma repetidamente molesta. Sobra decir que el traje del actor que hace de robot es completamente miserable claro, eso ya se presupone.

web - errol

En otro lugar, otra pareja se encuentra intentando chingar también ilegalmente con la ayuda de unos esquemas, ya que no parecen tener muy claro de qué va la cosa. El robot y sus stormtroopers de saldo vuelven a aparecer y de nuevo les corta el royo a la pareja. La pareja intenta excusarse, incluso ella intentará luego insinuarse al robot, pero ya sabéis, el eterno dilema del robot incapaz de sentir y todo eso.

Conocemos ahora a la verdadera protagonista de la peli, Cinderella, como ya dijimos, paralelo espacial de Cenicienta, que se encuentra, pues eso, limpiando la casa de su madrastra, mujer entradita en años más salida que Ryo Saeba y que se viste con el envoltorio gigante de un caramelo de manzana. En la misma casa viven también las dos hermanastras, como en el cuento, dos tipas muy feas vestidas también con estrafalarios colores y mucho papel maché. Uno podría pensar que es la moda en este setentero futuro, pero lo cierto es que son las únicas que visten tan exageradas, mientras que el resto de la gente viste básicamente con chándal. Por cierto que uno se alegra de que las escenas de sexo de las hermanastras sean escasas, por que vaya grima dan ……

Y es entonces cuando el genio de Al Adamson brilla en el firmamento de la mierda. Cuando ya estamos asentados y concienciados con lo que vamos a ver, se nos da una vuelta de tuerca más al concepto. Presenciamos entonces atónitos y sin avisar como los personajes…. ¡¡¡SE PONEN A CANTAR!!! ¡¡¡LA PELI ES TAMBIÉN UN MUSICAL!!! Joder que grande ….. es decir, que estamos ante lo que podríamos llamar un “musical erótico de ciencia ficción” ¡Y lo mejor es que las canciones son geniales! Total que a ritmo de “Doing without” y tras que las dos hermanastras feas se chinguen un tipo que todavía no me queda claro quién era, a Cinderella le darán el día libre tras acabar sus tareas.

web - nunca cambiaré

Saltamos de nuevo de escena. En este futuro sólo se puede tener sexo con quién te toque y cuando te toque, y el mando supremo va a castigar a una de las parejas anteriores por “fornicar” sin permiso, y el castigo para estos delitos es la miniaturización por seis meses al tamaño de una barbi. Entra en escena Tom Prince, el brazo derecho del Controlador al mando, principal semental de esta distopía sexual setentera y que por el apellido que tiene ya sabemos qué papel jugará en esta historia. Tom es un tipo sencillo, no está del todo de acuerdo con las leyes que le ha tocado vivir, pero las acata, vamos, que folla pero sin ganas, porque ese es su curro, de modo que se va a “fornicar” con la que le ha tocado hoy por órdenes del Controlador. Este futuro en donde el sexo está restringido y controlado a muchos puede parecerle insensible e injusto, pero como ya nos recordó el encargado de la tienda de cómics de los Simpson en aquel episodio, para algunos es más de lo que nunca tendrían de otra forma, depende del punto de vista que se mire.

Aunque a Tom no le hace gracia la tarea, le intenta poner de su parte e intenta convencer a su pareja de al menos probar una posición nueva, a ver si así al menos la cosa mejora. Nada. El Controlador aparece en uno de los monitores cual Gran Hermano orwelliano para cortarles el rollo e  insistir en que deben ajustarse a la posición básica, la única permitida. Al menos el tipo accede a ponerles un poco de musiquilla, una tonadilla ridícula hasta el extremo que tiene sonidos como de peos de fondo, con lo que queda una escena entre horrible y grotesca con el pobre Tom empujando mientras se escuchan como flatulencias de fondo.

web - pantera rosa

Cinderella, que terminó ya sus tareas, se va un bosquecillo cercano a ….. no sabemos muy bien a qué, a dar saltitos por el cespecito. Allí se pone a leer el cuento de la Cenicienta, el original, le da la penita tonta y se pone a cantar una canción, no olvidemos nunca que estamos ante un musical erótico de ciencia ficción, claro. Los deseos de Cinderella parece que se harán realidad, más o menos, y vemos descender entonces a un ONVI, del cual sale su “hada padrino” (así se presenta él mismo, como “fairy godfather”). Un tipo educado, fino, sensible, y con traje de purpurinas que a golpe de varita mágica ayudará en adelante a nuestra desdichada Cinderella. Junto a él sus dos asistentes ….. unos tipos digamos …… no sé ni cómo definirlos, echad un vistazo por vosotros mismos …..

web - que ase

Estoooooo ……. ¿ya? No sé, es como un festival gay de bichos de Cthulhu o algo así. En fin, que el “hada padrino” intentará explicar a Cinderella lo que es el amor y de paso poner fin a esta “nerdocracia”. Para ello primero tiene que hacerle ver que esto del amor es diferente a la “fornicación”. Para ello toma como ejemplo dos conejos que se encuentran por allí, los cuales transforma en …. no sé … personas conejo, vamos, dos tipos vestidos con una malla blanca y cabeza de conejo de peluche que se ponen a simular el acto sexual mientras Cinderella y el hada padrino los observan. Y os aseguro que en este momento, cuando uno toma consciencia de que lo que está viendo en pantalla son dos personas con traje blanco y cabeza de conejo, uno de ellos bombeando por detrás a la otra mientras suenan sonidos de fondo como de “boiiiing” de sonido de dibujos animados de “Hanna–Barbera” y no se levanta a quitar semejante bizarrada sexual es cuando uno se plantea seriamente su salud mental.

web - conejos

Lo peor es que una vez asimilada la situación la cosa se pone aún peor, ya que el hado padrino se pone a cantar el tema “We all need love” (el temazo cumbre de toda la peli sin ninguna duda) mientras que él, Cinderella y sus asistentes revolotean por el bosque mientras varios animales-personas van saliendo de la espesura y se ponen a bailar todos juntos agarrados de la mano haciendo el coro de la patata. TREMENDO.

web - baile

Ya de vuelta, y tras una escena gratuita en la que la madrastra de Cinderella se intenta zumbar a un florero … sí, a un florero …. el Controlador la detiene por padecer una enfermedad conocida como “La Calentura” o “Lo Cachondo”, en inglés dice “The Horny”, no se me ocurre muy bien como traducir esto ……. mientras que se marcan un dueto en donde ambos se lamentan de que necesitan sexo, revelándonos que en realidad al Controlador lo que le pasa es que no tiene mujer para él mismo. Vamos, que volviendo al ejemplo del dependiente de cómics de los Simpson, estamos en una sociedad dirigida por un frikaso con nulo éxito social entre las féminas. Tom aparece y convence al Controlador de que organice una fiesta en la que los invitados podrán “fornicar” todos entre ellos sin restricción, lo que se viene llamando una peaso orgía vamos. El Controlador se niega al principio (sabe que ni por esas se va a llevar al huerto a ninguna), pero al final acabará transigiendo con la cosa de que la gente lo querrá mucho si organiza la fiesta. Pan y Circo, ya saben.

web - chiste facil

Como la cosa va de absurdos, lo siguiente es una escena que casi parece un video de Daft Punk en donde el robot se marca un baile entre country y disco setentero a ritmo de “Where do I plug  it in?” lamentándose de que en la peli sólo se habla de sexo, pero que él no puede sentir eso, claro, el eterno dilema del hombre biónico como ya sabemos.

Y en fin, llegamos a la escena más aterradoramente grotesca de la peli. Extremadamente grotesca. En un intento de guiño chistoso, Al Adamson pensó que sería gracioso mezclar personajes de cuentos, de modo que se nos presenta a una Blancanieves quejándose de que a ella no la han invitado a la fiesta. Como ya he dicho Blancanieves, y todos conocen el cuento estoy seguro que ya os habréis imaginado pro que resulta grotesca esta escena, y es que contemplar a la Blancanieves ésta rodeada de siete enanos intentando subirse a su grupa no es algo que yo aconsejaría que fuese visionado. No es que sea lo más grotesco que he visto, ahí está la trilogía de “Eduardo Manospenes” que creo que se lleva el primer puesto en cuanto a cosas grotescas, al menos el director aquí tendrá la decencia de no tomar planos con los enanos en pelotilla, gracias Al, mi salud mental te lo agradece.

web - blancanieves

La fiesta se acerca, y como ya sabemos, Cinderella no ha sido invitada. Sus hermanas se marchan, y el hada padrino se le aparece a Cinderella, dándole un traje chulo para la orgía y un medio de transporte, claro que aquí no utiliza una calabaza, sino una especie de consolador con forma de cohete que se encuentra en la casa.

web - traje de fiesta

Ya en la fiesta, decorada con cuatro globos y tres serpentinas de los techos como en las fiestas de tu cumpleaños cuando eras un mico, Cinderella aparece, baila con Tom y se marchan a un cuarto privado a intimar y a que Cinderella le enseñe lo que es el amor, que recordemos no es lo mismo que “fornicar”.

Pero ya sabemos cómo va a acabar esto, llega la hora y Cinderella tiene que salir por patas por esa ley que nunca entendimos por la que el hechizo sólo duraba hasta las doce, que al menos aquí en Sevilla sería una puta mierda, ya que esa es casi la hora en la que se sale, no la de recogida. Pero Cinderella no perderá un zapato en este caso, de forma que Tom tendrá que encontrarla por otros métodos menos ortodoxos y ese método será pasarse por la piedra a todas las mancebas del reino, o lo que sea la forma de gobierno que impera aquí, para poder reconocer a la que se acostó con él la noche de la fiesta. Espabilado.

Pues eso, que se pondrá a trincarse a muchas tipas con la cámara rápida, que eso SIEMPRE da risa y queda gracioso, hasta que llega a casa de Cinderella, donde, tras comprobar Tom que no fueron ninguna de sus hermanastras (que una de ellas es negra, así que no había necesidad de trincársela para comprobarlo) reconocerá a nuestra protagonista sin siquiera acostarse con ella, y es que al final el amor siempre triunfa, que romántico todo después de que él se haya pasado por la picha el reino entero ….

Pero la cosa no acaba así, aún hay que hacer ver al Controlador que el sexo es bueno, que debe ser permitido para toda la galaxia, de forma que hay que hacerle ver de qué va aquello, y Cinderella sabrá cómo hacerlo, limpiando los bajos del gobernante, que de tal alegría levantará la restricción sexual, dando por finalizada la peli con el temazo “We all need love” mientras vemos escenas varias de la peli y a la madrastra intentando zumbarse al hada padrino, que al final es el único que no ha pillado cacho en la peli.

Anuncios

Acerca de tetsuo_oli

Ermitaño y uraño personajillo que disfruta buscando, encontrando e indagando sobre basurilla variada.

Publicado el marzo 4, 2013 en Cine. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: