Exploitation Games: Tattoo Assassins

Pese a que el término “exploitation” se aplique casi exclusivamente al cine, está claro que en realidad es atribuible a cualquier ámbito en el que se presenta sacar partida de un éxito considerable, y en el ámbito de los videojuegos, como en el cine, los productos “exploitations” abundan en cantidades abrumadoras.

Durante la primera mitad de los 90, debido al abrumador éxito cosechado por el “Street Fighter II” de CAPCOM, el género de la lucha se convirtió en el género estrella de los salones arcade, y toda compañía que quisiera de verdad sacar dinero en éstos debían tener su juego de lucha en la calle. De este modo surgieron decenas de juegos de este tipo de una excelente calidad, juegos de calidad mediana, otros bastante malos, y finalmente otros que merecerían estar enterrados en el desierto junto al “ET” de ATARI.

De entre todos los que intentaron hacer frente al omnipresente “Street Fighter II”, uno destacó por encima del resto y de forma temprana: “Mortal Kombat”. Lo cierto es que “Mortal Kombat” tampoco es que tuviese un sistema de juego muy allá, como si de personajes de la Filmation se tratase, todos ellos tenían los mismos movimientos básicos, diferenciándose únicamente en las magias, así que para resaltar del resto de productos incidió en dos aspectos significativos, el uso de gráficos digitalizados de actores reales, y un gran componente violento, el cual llegaba a su culmen en los famosos Fatalities. El éxito del jugo creó una avalancha de juegos con personajes digitalizados (la misma CAPCOM se sumaría años después al carro con el infumable “Street Fighter The Movie”), y que además mostrasen grades dosis de violencia, con lo que uno podía jugar a videojuegos y creerse muy malote porque esto no eran para niños. “Tattoo Assassin” fue uno de estos infames clones de “Mortal Kombat”.

 

Programado por una filial Data East dedicada a la fabricación de pinballs en 1994, en realidad “Tattoo Assassins” nunca llegó a salir de forma oficial a la calle, y es que parece ser que su calidad era tan ínfima que al final decidieron por no comercializarlo, realizando apenas una par de cabinas de muestra, lo que hace que hoy en día conseguir una de ellas original sea tarea casi imposible. Parece que sólo hay una localizada con seguridad, y es en las propias oficinas de DATA EAST, supongo que como recordatorio de que es lo que nunca deben volver a fabricar.

Pero la cosa al principio aspiraba a ocupar un puesto de los grandes en el mundillo y el propio juego, en una de las pantallas ya nos indica que contactemos ellos para conseguir merchandising variado, como camisetas, Cds de música o incluso Comics Books del juego. Incluso se contrató los servicios de Bob Gale, guionista de “Regreso al Futuro” y de diversos cómics de Marvel y DC, para escribir la historia del juego. De hecho el propio videojuego lo anuncia en una de las pantallas iniciales como reclamo. El asunto es que esto podría valer si hablásemos de una aventura gráfica o cualquier género en que la historia contase algo, pero como todos sabemos el argumento en cualquier juego de lucha pasa por ser una absurda y forzada excusa para lanzar hadookens o derivados a mansalva, que al fin y al cabo es de lo que se trata.

Teniendo esto en cuenta el hombre tampoco se lo curró mucho la verdad. La cosa va de una tinta especial, la cual, en forma de tatuajes de diversas formas (nada de esas mierdas tribales), puede adoptar temporalmente la forma de animales o cosas. El caso es que no todo el mundo puede soportar estos tatuajes tan feos, sólo unos pocos elegidos, sin miedo al ridículo más espantoso, son capaces de llevarlo e incluso enseñarlo por ahí, mientras que los que no son los elegidos se convierten en mutantes sin raciocinio. Uno de lo que fueron elegidos, el malo de la historia, Koldan, pretende hacerse con los poderes de la tinta y crear un ejército de mutantes para controlar el mundo. Pero a eso que Mullah Abba, un bizarro tipo, calvo y vestido con pañales, se encargará de buscar a aquellos elegidos que den al traste con los planes de Koldan. Y ese elegido eres tú, claro, encarnando a uno de los 8 personajes seleccionables del juego:

Como vemos, personajes estrambóticos y de lo más variopinto. De entre todos ellos, mi favorito es AC Current , y es que mirad su foto de nuevo, aparte de la cara de cachondo, el tío ahí, riéndose como importándole una mierda que la Interpol vaya tras él, como si de un Lupin III mezclado con Raiden de “Mortal Kombat” pero en versión bakala se tratase. Seguro que AC Current escucha Chimo Bayo y Paco Pil, y sólo por eso está destinado a ser mi personaje preferido del juego. Por otro lado el tipo es como muy molón, no dice su nombre, sino sus iniciales. Y es que no es lo mismo decir que te llamas A.C. que Antonio Carlos.

Del resto de personajes llama la atención el de Karla Keller, cuya actriz en la vida real se terminó dedicando al wrestling underground. Si destaco este personaje es por estar basado, sin ningún tipo de tapujos (incluso va en patines) en el suceso de las patinadoras Nancy Kerrigan y Tonya Harding de mediados de los 90 (buscadlo por ahí y luego leed la historia del personaje ficticio). Hannah Hard es otro personaje a destacar sólo por el hecho de que uno de sus golpes especiales es tirarse un cuesco en medio del combate, lo cual siempre hace gracia, mientras que Billy Two Moons es el personaje más molesto y soso del juego, llevándose todo el rato cantando al estilo indio apache sobreactuado.

Una vez en faena la cosa no mejora. El sistema de juego es CALCADO al de Mortal Kombat, con los mismos movimientos básicos y los mismos controles, en donde sólo se diferencia un botón, con el que hacemos uso de los poderes de nuestro tatuaje. El problema viene cuando vas avanzando en el juego y la máquina comienza a hacerte trampas de forma descarada, aumentando la velocidad de tus enemigos de forma que en muchas ocasiones derribas al contrario con el barrido y este se levanta antes incluso de que los cuadros de animación de tu personaje hayan finalizado, comiéndote la ostia correspondiente sin que puedas hacer nada por evitarlo (como tu animación aún no ha acabado no puedes cubrirte o alejarte).

Una vez que conseguimos terminar con los personajes iniciales nos enfrentaremos a los Final Bosses, tres mutantes víctimas del inadecuado uso de la tinta, una tipa con un cuerno en la cabeza que parece que esté imitando a Ruiz-Mateos y su mítico “que te pego leche”, otro disfrazado de zombie y una especie de esqueleto embutido en una especie de traje de cristal de lo más extraño y que no se puede tumbar nunca (suponemos que por exigencias del disfraz, que no tiene pinta de ser muy maniobrable ni flexible). Finalmente nos enfrentaremos a Koldan, el villano del juego, una especie de Freddy Krugger pero que parece llevar jeringas en lugar de cuchillas, siendo por ello aún más temible, y es que si ya a todos nos asusta que nos pongan una inyección, imaginaos a un tipo ¡CON CINCO INYECCIONES EN CADA MANO! Mis nalgas tiemblan sólo de pensarlo.

Y llegamos a lo realmente destacable del juego: los fatalities. Como ya dijimos, la formula que inventó Midway fue imitada hasta la saciedad por sus clones, y “Tattoo Assassins” iba sobrado en este sentido. No sólo te ofrecía la posibilidad de destrozar el cuerpo de tu adversario o arrancarle la cabeza con movimientos normales a fin de nivel (el clásico uppercut servía por ejemplo), sino que ofrecía una variedad abrumadora para entonces. Por ahí he leído que se supone que contaba con más de 2000 fatalities en memoria. No sé si llegaron a tanto, pero sí es cierto que había muchos y muy divertidos. Entre todos ellos se incluyeron incluso “nudelities”, en el que el personaje era despojado de su ropa quedando en cueros (aunque tapándose las vergüenzas). Como referencia a Bob Gale también era posible invocar al DeLorean para que atropellara a tu adversario, que a tu oponente lo aplastase una hamburguesa en referencia a al antiguo “Burger Time” e incluso se añadieron ataques en los que el personaje echaba fuego por el culo y otros denominados “diarrea”, en los que, pues eso, nos cagábamos literalmente en nuestro oponente. Vamos, que parecía más un juego programado por la Troma que otra cosa.

Como hay tantos, aquí os dejo un par de pantallas y un video resumen que hay colgado con muchos de estos Fatalities:

Anuncios

Acerca de tetsuo_oli

Ermitaño y uraño personajillo que disfruta buscando, encontrando e indagando sobre basurilla variada.

Publicado el noviembre 17, 2012 en Mojonadas. Añade a favoritos el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Detecto cierto recochineo en lo de GTA, eh? 😛

  2. A GTA en sí ninguno, no me atrae la saga por su ambientación y por que en general los sanbox, salvo excepciones, me acaban saturando con el tiempo, pero que es una gran saga y muy cuidada está claro. A muchos chavales habituales de muchos foros de videojuegos que dan el coñazo porque son muy adultos por jugar a juegos en donde se dicen palabrotas quizá …. pero vamos, no lo digo de mala gana, la adolescencia es así, todos hemos querido tener 30 años cuando teníamos 15, y cuando pasas la treintena te das cuenta que mejor haberte quedado con 15.

    Por cierto me he dado cuenta ahora que en la viñeta debería poner “yo sólo juego a GTA”

  3. Joder, y yo sin conocer la bizarrada de juego esta. He estado tirando mi vida xDDD

  4. Data East lo peta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: