Los Bárbaros (The Barbarian Brothers)

Director: Ruggero Deodato

Año: 1987

Nacionalidad: Italia

Los Bárbaros es una peli de serie B que aprovecha el tirón en la época de este tipo de productos tan de moda entonces destacando como una de las más divertidas copias de Conan que se llegaron a rodar en la década protagonizada por los hermanos Peter y David Paul, dos mostrencos con el cuerpo de los antiguos Masters del Universo que apenas pueden cerrar los brazos sin que sus bíceps se lo impidan. Como ya he hecho referencia a esta película en otras dos ocasiones, la primera aquí, y la segunda aquí, pasaremos directamente a repasar tamaña obra de arte de la exploitation intaliana de bárbaros.

Estamos, como no podía ser de otra manera, en un pasado remoto y oscuro, la anarquía reina por todos lados, grupos de gentes deambulan de un lado a otro sin saber muy bien porqué, entre ellos el grupo de los Raknakis, algo así como una especie de Circo del Sol pero sin venderte merchandising a la entrada. El caso es que los Raknakis adoptaron a dos niños y una niña hace un tiempo. No hace falta que diga que serán los protagonistas de la historia más adelante. También se nos dice que el grupo posee un rubí especial muy importante que más adelante deberán recuperar pero que al final no sirve para nada.

Nuestro estrambótico grupo de perroflautas va por ahí haciendo malabares hasta que son atacados sin razón aparente. Los Raknakis, claro está, se defenderán, y a punto están incluso de vencer al grupo que los ataca, pero son apresados y obligados a detener sus caravanas en un estrecho. El malo de la peli hace aparición, Kadar, interpretado por el habitual en papeles de villanos Richard Lynch, que se encapricha con la reina de lo Raknakis, Canary (¿se llama canario?), la cual prometerá hacer lo que el malo quiera con tal de que le perdone la vida a los niños adoptados que como estaban algo hambrientos le acaban de arrancar dos dedos de la mano de un mordisco. Kadar no parece tan malo, de modo que no sólo perdona la vida los gemelos, prometiendo que ni él ni sus secuaces les darán muerte, sino que parece que pasa del resto de los Raknakis que según se da a entender se piran y siguen su camino.

Una vez en la fortaleza, una bruja con un donut en la cabeza incita a Kadar a matar a los gemelos, pero éste es fiel a su palabra, de modo que sólo serán recluidos en una especie de minas en las que, separados, serán castigados con unos tipos con cascos distintos a las órdenes del capataz (el conocidísimo Michael Berryman), con la idea de enfrentarlos en el futuro y se maten entre ellos. Una venganza a muy largo plazo, sin duda yo no aguantaría. Como no podía ser de otra manera, los gemelos (Gore y Kutchek, tonto el uno y más tonto el otro) crecen y se hacen fuertes. Cuando digo que los gemelos crecen me refiero a que SÓLO ellos crecen, porque el resto del reparto seguirá igual, ni la reina Canary ha envejecido, ni Kadar ni los malos, ni el resto de la tribu de los Raknakis. La única explicación a esto que se nos ocurrió en la proyección era que hayan cebado a los dos niños con anabolizantes y que sólo habían pasado un par de meses. Ahora sí que todo tiene sentido.

Los dos gemelos serán finalmente enfrentados (cada uno con cascos diferentes para engañarlos), hasta que se descubren, se cargan el tinglado y salen huyendo mientras el personaje de Berryman llora la pérdida, y es que pensemos que en realidad los ha criado él y ya les ha cogido hasta cariño.

Con los gemelos crecidos y en busca de venganza, y es ahora cuando la peli arranca de verdad. Gore y Kutchek se encontrarán en el bosque a una tipa, Kara, encerrada en una jaula de madera. También resulta que los Raknakis andaban por allí, pero no reconocen a los niños, atrapándolos y amenazando con colgarlos a ellos y a la chica. Tipos amistosos, si no les caes bien a la horca. Pero claro, nuestros bárbaros no calzan músculos de acero sólo para aparentar, de modo que cuando intentan colgar a uno de ellos, éste ¡¡¡PARTE LA SOGA HINCHANDO LOS MÚSCULOS DEL CUELLO!!! ……, acto seguido, suponemos que a causa del subidón de adrenalina, lanzará uno de sus sonidos característicos, un tremendo bramido que igual sirve para expresar emoción que para seducir damiselas pechugonas y que escucharemos en repetidas ocasiones desde entonces. El otro lo sigue, claro, parte la soga que lo ata y se carga la rama del árbol en donde está atada la soga mientras su hermano sigue bramando al fondo. Está claro que los Raknakis se cagan en los calzoncillos o lo que sea que llevasen en esta época, de modo que ahora sí, aceptan que éstos son los niños perdidos de la tribu no sea que a estos dos les dé por reventar unos cuantos cráneos. Y ya que están, dejan suelta también a la chica, que se apunta al carro y se une a los dos hermanos.

En fin, que deciden salvar a su reina, en poder del Kadar, y tras una imprescindible escena de taberna buscando información y su inevitable pelea (tras echar unos poco sorprendentes pulsos con el inevitable George Eastman), los gemelos se infiltrarán en el campamento hasta dar con su reina, que se encuentra en el harem del malo. Ésta les dirá que tienen que recuperar un antiguo rubí para sin dejar muy claro el porqué, y que se encuentra en un sitio guardado por un dragón que sólo pueden vencer con unas armas legendarias. Es evidente que los gemelos dirán que sí, pero claro, ya que están allí, no van a dejar escapar la ocasión, de modo que aprovechan para chingarse a las chicas del harem…. ¡¡¡CON SU REINA DELANTE MIRÁNDO EN LA MISMA HABITACIÓN!!! No nos engañemos, esto es lo que haríamos TODOS en esta situación en una campaña de cualquier juego de rol ante la mirada de desaprobación del máster que os pide una tirada de sigilo o discreción para no llamar demasiado la atención.

Llegamos entonces a la escena del pantano, donde los personajes deberán buscar el rubí. Este escenario es un tanto confuso, y es que tanto los hermanos bárbaros como el conjunto de tropas comandadas por la bruja y nuestro malo Kadar deambulan yendo de un lado a otro sin mucho orden. Veamos. Los bárbaros llegan a una especie de tumba, en donde tras arrancar un par de brazos a unos cuantos zombis se hacen con unos trozos de armadura, una espada, un hacha y un arco para Kara (que no le vale absolutamente para nada).

Por otro lado, la bruja con el donut en la cabeza llegará hasta el rubí tras sonsacarle la información a Canary, haciéndose con él. Tras ello, en el castillo del Kadar (montado en un palé de madera aupado por varios esclavos) se levanta mucho aire, éste se enfada por estropearle el moldeador y quiere matar el viento poniéndose a pegar mandobles al aire (¿¡!?), mientras que la bruja será engullida por el dragón.

Volvemos de nuevo con los hermanos cachas, que siguen en la tumba. Subrayar que desde que llegaron se ha intentado mantener cierta tensión con una especie de monstruo que los acecha en las sombras. Pues bien, el monstruo aparece, los bárbaros ganan la iniciativa y uno de ellos le arranca la cabeza de un mandoble en el primer ataque tras sacar un crítico en 1D100. +25 puntos de experiencia para Gore. Seguimos con la campaña.

Tras unas tiradas de eventos y enfrentarse con unos cuantos esbirros llega la hora de la verdad. El dragón aparece. Sin problemas. Los bárbaros se meten en un hoyo, y tras pasar por encima el dragón, éstos le abren el estómago. Ya que está abierto en canal se meten dentro a ver que hay claro. Cosas del azar, en el colorido y discotequero interior de la bestia encuentran a la bruja del donut muerta y con ella el rubí. Con ello llegamos al fin de la partida; toca repartir PXs para seguir con la campaña.

Ya tenemos el rubí, ¿y ahora qué? Pues que los gemelos se lo dan a la chica para que lo lleve al campamento. En una escena paralela vemos como Kadar se ha llevado a la reina al pantano a ver qué pasa. No sabemos muy bien el porqué, pero a Kadar le da un yuyu y mata a Canary. Pero no pasa nada, y es que el rubí en realidad para lo que sirve es para elegir a su sucesora, de modo que en el poblado adelantan elecciones. La cosa es que la reina será aquella virgen a la que no se le caiga el rubí del ombligo, así, sin elecciones. ¿Se imaginan que hiciésemos lo mismo aquí? Sería más divertido, nos ahorraríamos las bobadas de la campaña electoral y seguiríamos teniendo un mamarracho en la Moncloa como siempre. En fin, que inesperadamente sólo hay dos vírgenes en el poblado, intuimos que por culpa de uno de los enanos que no hace más que cachondearse del hecho y alegrarse de que ninguna de ellas sea la elegida, desconcertándonos en cuanto a sus intenciones ¿es amigo o enemigo? ¿acaso es republicano? Pero sorpresa, como no quedan vírgenes prueban con la chica nueva, total por probar ….. y como todos nos imaginábamos ya, resulta que no sólo es virgen (obviemos lo obvio) sino que además el rubí la ha elegido como nueva reina. ¡Jolgorio y regocijo!

Retornamos entonces a nuestros héroes. Como el rubí resulta que al final no sirve para nada más que paran eso, se marchan a buscar al malo. Lo encuentran y tras una pelea para nada épica, uno de los gemelos se encabrona, coge al caballo del malo y lo tira al suelo tirando a Kadar al suelo. Éste saca una ballesta oculta que ¡SE LE ENCASQUETA! Menudo tipo memo, hasta ahora no ha hecho nada bien en la peli. Los otros dos no pierden el tiempo, claro, le lanzan las respectivas armas y se acabó.

Escena final con uno de los gemelos lanzando al aire su característico bramido, ante lo cual la hembra acude a la llamada del macho y se marcha con estos dos tras un patético chisto final. Y ya está letras de crédito y tema italodisco desentonando lo que no está escrito con el tono general de la peli.

Anuncios

Acerca de tetsuo_oli

Ermitaño y uraño personajillo que disfruta buscando, encontrando e indagando sobre basurilla variada.

Publicado el octubre 9, 2012 en Visto en Sesión. Añade a favoritos el enlace permanente. 4 comentarios.

  1. Enlace a la canción del final!!!

  2. La película esta sin duda se merece mi sello de aprobación. Me reí de lo lindo xD

    Me gustaría destacar un par de escenas:

    1) La del pulso con George Eastman: En serio, tío? Es decir, un tiarrón hipermusculado con un brazo de la anchura de tu torso te pide armas y a tí no se te ocurre otra cosa que jugártelas a un pulso? Estás tonto?

    2) La del intento de ejecución frustrado: Cuando dije que partiría la soga con el poder de su musculado cuello, no creía posible que fuese a pasar. Mi cara debió de ser épica cuando efectivamente, sucedio xD

  3. De todos modos, en esta peli también hemos aprendido algo: si ves a dos masas musculares peleando a muerte con espadas en un recinto cerrado similar a una jaula, no metas el brazo dentro, ya que te lo podrán cortar. He ahí el origen de las advertencias en las atracciones.

  4. No sabia que salia Mario Vaquerizo en esta película

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: